NOTICIAS

Seguramente ya hayas oído hablar de esta figura, importada de los países anglosajones y que llegó a España en 2010: el personal shopper inmobiliario. Grosso modo, este profesional se encarga de proteger a una de las partes en una compraventa de una vivienda: el comprador.
¿Desea invertir en vivienda pero no tiene tiempo? ¿Está abrumado por tanta oferta inmobiliaria? ¿O quizás perdido con los papeleos? Entonces, quizás necesite ponerse en manos de un ‘personal shopper’ inmobiliario. Y es que el asesor personal se extiende a todos los ámbitos de la vida a toda velocidad, y la vivienda no iba a ser una excepción. En Estados Unidos ya tienen mucha experiencia. Y en España están empezando a mostrar sus credenciales, con extranjeros pero también, y cada vez más, con el cliente nacional. El ‘personal shopper’ inmobiliario pide paso. (Más información)
Comprar una vivienda no es tarea fácil. Conseguir el mejor piso posible, en la mejor zona disponible y al precio más competitivo, puede convertirse en una auténtica odisea, especialmente en los últimos tiempos, cuando la escalada de precios y la escasez de oferta reduce las posibilidades. Además, el tiempo apremia: contactar con el vendedor, visualizar el inmueble, negociar, tomar la decisión y formalizar la operación. Una persona puede ocuparse por sí sola de estos pasos, de hecho, es lo más habitual en nuestro país, pero poco a poco aparecen alternativas que facilitan el proceso. Entre ellas, una figura emerge de forma destacada: el personal shopper inmobiliario (PSI).
El personal shopper inmobiliario actúa exclusivamente en nombre del comprador
El personal shopper inmobiliario es un profesional que actúa exclusivamente en nombre del comprador, en lugar del vendedor. Su trabajo es procurar la mejor selección de propiedades que coincida con los requisitos de sus clientes.
Pretenden situarse en medio del vendedor y del comprador, pero trabajando para este último. La figura del personal shopper inmobiliario, poco conocida en España, está cogiendo fuerza durante los últimos años. Quieren ser el «poli malo» en los procesos de búsqueda y compra.
«Acompañamos de la mano al comprador en todo el proceso, desde que decide que quiere comprar una vivienda hasta que firma el contrato, lo que le ahorra tiempo y dinero», explica a Efe Iñaki Unsain, vicepresidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), que ha participado esta semana en el salón Barcelona Meeting Point (BMP).

Compare listings

Compare